Algunos datos importantes acerca de la Nueva Ley de Divorcio

Llegado el año 1981, es decir, 45 años luego de haber sido derogada la primera Ley del Divorcio en España establecida en 1932, el país nuevamente admitía y de forma legal la culminación de los matrimonios, pero a ello se podía llegar siempre que en tal situación resultará evidente que, y que tras un periodo bastante lento de separación, retomar la reconciliación ya no tenía cabida y llegado a demostrarse la culminación efectiva de la convivencia de las partes o quizás la violación de manera grave o reiterada de lo que se conoce como los deberes dentro de tal unión o deberes conyugales, de acuerdo al Código Civil. En 2005, era entonces cuando entra en vigor la controvertida Ley del Divorcio Express, con lo cual cabe destacar que, según el INE las cifras se han disparado en un 42% respecto a los periodos anteriores.

De la misma manera, pero en el año 2011 se llegaron a presentar en España unas 117.179 demandas de divorcio, de acuerdo al Consejo General del Poder Judicial. Mientras que, 10 años antes, es decir, en el 2000, esta cifra alcanzaba a unos 40.000 casos. Más recientemente, y luego de al menos cien días del gobierno nuevo de Mariano Rajoy, el entonces ministro de Justicia anunció su intención de reformar la Ley con el fin de tramitar las demandas de divorcio de mutuo acuerdo ante notario, y de esta manera liberar de alguna manera los juzgados.

Cabe destacar que en España existen dos tipos de divorcio, el primero es tramitado de mutuo acuerdo o con el consentimiento de una de las partes, mientras que el otro, es el que se interpone de manera unilateral o contencioso. Así mismo, y en referencia a todos los aspectos que deben quedar regulados en la sentencia de divorcio, sin importar de qué tipo sea, este debe contemplar: el uso y disfrute de la vivienda y el ajuar familiar; la custodia y régimen de visita de los hijos en el caso de que los hubiera y de estos con los abuelos; las pensiones de alimentos y el reparto de los gastos del hogar; la liquidación del régimen económico del matrimonio y finalmente la pensión interconyugal.

Luego de la aprobación de la Ley 15/2005, de 8 de julio, o conocida como Ley del Divorcio Express, los cónyuges se encuentran en la obligación de esperar al menos unos 3 meses desde que se formaliza el matrimonio a fin de presentar la demanda de divorcio, con la idea de que esta si pueda ser llevada a cabo por la vía civil. En cuanto a los documentos que deben ser presentados para formalizar tal tramitación, estos deben ser: el certificado de matrimonio, el certificado de nacimiento de los hijos, de haberlos; los documentos que acreditan la situación del patrimonio de la familia y, si el divorcio es de mutuo acuerdo, se debe llevar una propuesta del convenio regulador realizado entre las partes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *