Convenio regulador en el divorcio

Se trata de un documento donde quedan establecidos los convenios y acuerdos a los que ha llegado una pareja antes del divorcio. En el documento se hace mención a los aspectos relevantes de la misma y su patrimonio, los cuales son importantes al momento de la separación.  

Para realizar dicho convenio, se requiere la aprobación de la misma pareja de manera judicial para que de esta manera se cumpla su propósito.   

¿Cuándo se hace necesario un convenio regulador?

Este documento se hace imperativo si el divorcio es solicitado por ambas partes; o bien, cuando es solicitado por alguno de los involucrados pero con la aprobación del otro. Una vez cumplido uno de estos dos requisitos, es cuando se procede a exigir la elaboración del convenio regulador que deberá ser presentado conjuntamente con el acta de divorcio.

¿Si no hay un acuerdo?

Si llegase a suceder tal situación, su separación dejará de ser de mutuo acuerdo y es cuando se procede a formalizar la figura de divorcio contencioso y será un juez quien tome cartas en el asunto.

Aspectos que contempla un convenio regulador

convenio regulado

Una vez que se decida realizar un convenio regulador, este debe involucrar los siguientes aspectos:

  • Guarda y custodia de los hijos: existen para ello dos figuras, una es la monoparental, que se refiere a que los hijos pasarán a cargo de un solo cónyuge; o bien, compartida, donde se procederá a la custodia de los dos progenitores por igual.
  • Vivienda del cónyuge al que no se le otorgue la guarda y custodia y Régimen de comunicación.
  • Comunicación y contacto de los hijos con sus abuelos, con lo que se tomará en consideración los intereses de los menores.
  • A quien corresponde el uso de la vivienda familiar y del ajuar.
  • Pensión de alimentación y contribución de la carga familiar; que deben ser actualizadas en la medida que se requiera.
  • La liquidación del aporte económico que se realizó durante el matrimonio
  • Y finalmente una pensión que compensará al otro cónyuge por todo el proceso y desgaste económico a que conlleva el divorcio.  

¿Se requiere ser aprobado el convenio regulador?

Sí, se requiere que el convenio regulador sea aprobado por un juez, de esta forma pasa a ser legal y entra en vigencia. El juez será el que determinará si es o no conveniente para las partes lo que se precisa en dicho documento, de no ser así, la aprobación del mismo puede ser rechazada.

Existe la posibilidad de una elaboración y nueva presentación de un convenio regulador con mejoras en las propuestas y su posterior aprobación. Si en el documento se encontraran algunas cláusulas que no beneficien a los menores o discapacitados, el juez remitirá al Ministerio Fiscal para que este intervenga en su protección.

En el momento en que dicho documento es aprobado, este tiene la misma validez que una decisión hecha de manera judicial, por lo que únicamente el Ministerio Fiscal podrá modificarla en favor de los intereses de los hijos menores o menos capacitados. En caso de que se requiera, el Ministerio Fiscal convocará a los menores a que cumplan con los requisitos necesarios para emitir una declaración ante los fiscales o un equipo técnico judicial.

Incumplimiento de los pactos

En el momento en que se aprueba el convenio regulador, lo estipulado en él se hace efectivo por la modalidad vía de apremio, lo que implica que si alguno de los involucrados se ve de alguna manera afectado por el incumplimiento de alguna de las cláusulas, puede proceder de manera legal para su cumplimiento.

¿Existe la posibilidad de modificarse el convenio regulador?

Sí. Estas medidas pueden ser ajustadas o modificadas todas las veces que surjan diferentes necesidades y requerimientos en beneficio de los menores, así como ante algún cambio de circunstancia de alguno de los cónyuges que hayan sido estipuladas en el convenio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *