Custodia compartida pensión

La pensión de alimentos

La pensión de alimentos es la cuota económica que deben cancelar los padres para el mantenimiento de los niños luego de un proceso de divorcio. El fin de esta es satisfacer las necesidades de los pequeños y que tengan una vida tranquila y feliz. Esta es obligatoria y se encuentra regulada en el artículo 39,3 CE, este reza lo siguiente “Los padres están en la obligación de prestar asistencia a los hijos dentro o fuera del matrimonio, mientras estos sean menores de edad y cuando legalmente se les obligue”.

Cuando se habla de alimentos, se engloba todo lo indispensable para la que el menor tenga una vida lo más feliz y sin carencias posibles. Esta incluye el sustento, el vestido, la asistencia médica, la habitación y las actividades extracurriculares. La educación y la formación siempre serán la prioridad.

Para que dicha pensión sea fijada, se tienen en cuenta varios aspectos, de los cuales dos destacan por encima de los demás el primero son las necesidades económicas de los menores y la capacidad económica de los progenitores. La obligación alimenticia, se presta los niños de parte de ambos cónyuges, las circunstancias y las necesidades del niño dependen de la edad del niño.

En el régimen de custodia exclusiva, esta constituye una obligación completa del progenitor no custodio, ellos deben pagar una cantidad económica para que el custodio pueda pagar los gastos de manutención, educación y alojamiento.

La pensión de alimentos en la guarda y custodia compartida

custodia compartida pensión

Esta figura cambia cuando se trata de una custodia compartida, la jurisprudencia ha se encarga de legislar cómo será el pago, pues esta vez es de ambas partes. En el principio el TS se mostró de forma unánime, con que la pensión de custodia compartida sea pagada por ambos cónyuges. Esto se hace de forma alterna. Por ejemplo durante el periodo donde el niño se encontraba con su madre, era el padre quien pagaba la pensión y viceversa.

La falta de acuerdo en el reparto tanto del tiempo de custodia, como del dinero, el juez será quien ordene cómo será el tiempo de custodia. De igual forma el pago de los eventos extraordinarios debe ser pagado 50%, por cada padre.

Para tal fin, ambos deben ponerse de acuerdo y abrir una cuenta corriente en común, para el abono de las cantidades correspondiente, ahí se deben depositar, las custodias escolares, los uniformes, el material escolar, clases extraescolares, consultas médicos, etc. Cada progenitor debe firmar en la cuenta y abonar la pensión de alimentos. Ambos progenitores contribuyen al sostenimiento de los gastos de forma igualitaria.

¿Qué pasa si los padres tienen un desequilibrio de ingresos? Este problema fue resuelto por el TS, como la sentencia que se dio el 11 de febrero de 2016. Declaró “Esta Sala declarara, que la custodia compartida nunca va a eximir los pagos de alimentos, cuando exista desproporción de los ingresos entre los cónyuges, la cuantía de los alimentos será proporcional al sueldo de ambos. Pero la parte que tienen mayores ingresos debe pagar un poco más que el otro, con el fin de buscar el equilibrio en la economía del niño. Esto es momentáneo, pues el otro padre debe comprometerse en buscar otra fuente monetaria”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *