Divorcio Expréss Incausado – Qué es, requisitos y precios

En julio de 2005 se aprobó la “Ley Divorcio Express”, que modificaba algunos artículos de la ley de Enjuiciamiento Civiel y el Código Civil en materia de separación y divorcio de un matrimonio.

Desde entonces podemos acudir a dicha normativa para un procedimiento de divorcio y así disolver un matrimonio sin tener que alegar ninguna causa y sin necesidad de que exista una separación judicial previa, con la única condición de que que hayan transcurrido tres meses desde la firma de matrimonio (eso será así en la mayoría de casos, siempre y cuando no haya otros moticiso de fuerza mayor).

En 2015 además se modificó la Ley de Jurisdicción Voluntaria, para que se pudiera realizar un divorcio notarial siempre y cuando no haya hijos menores de edad entre el matrimonio.

Estas modificaciones de las leyes de divorcio, junto a la gran reducción de los costes de dichos divorcios (sumados a la cada vez más independencia financiera de los individuos que forman el matrimonio), han influido en el fuerte incremento de divorcios realizados en España desde el año 1981 (año en el que se introdujo la posibilidad de divorcio). A modo de referencia, sólo en 2015 se dictaron más de 96.000 sentencias de divorcio en nuestro país.

Divorcio Expréss Incausado – Qué es, requisitos y precios

 

¿En qué consiste un Divorcio Express?

Este trámite se trata de la manera más rápida y sencilla para alcanzar la separación de una unión legal conyugal, además de ser el trámite más económico.

Antes de nada es importante entender la diferencia entre separación y divorcio: 

  • La separación judicial es la que detiene la vida conyugal de una pareja pero no disuelve su vínculo legal dado que estos aún seguirán siendo marido y mujer (aunque tiene enmarcado una serie de puntos que involucran consecuencias personales y del patrimonio). Estando separados estamos, legalmente, unidos a tu cónyugue,  no podremos casarnos con otra persona, y sí podremos casarnos de nuevo con tu cónyugue (aunque a efectos legales nunca habéis dejado de estar casados).
  • Mientras que cuando nos referimos al divorcio como tal, hacemos referencia a la separación de hecho, desde el vínculo matrimonial, hasta la firma de la sentencia de divorcio que se hará efectiva en el registro civil. Además un divorcio puede ser un divorcio contenciosos si hay bienes materiales por repartir y los involucrados no llegan a un acuerdo. A efectos prácticos, cuando nos divorciamos, dejamos de estar casados con nuestro cónyugue y sí podemos volver a casarnos con otra persona. 


¿Qué sucede si hay un mutuo acuerdo entre ambas partes separadas?

En este caso podemos realizar un divorcio mediante lo que denominamos divorcio express, y su nombre se debe a que no hay que acudir a ninguna instancia para corroborar la separación judicial, y además se realiza sin tener que alegar alguna causa. Dicha figura ha sido de gran beneficio para los que la requieren, pues resulta más personal, más ágil y con menos gastos económicos.


¿Qué se requiere para un divorcio express?

De manera irrefutable se necesita que los dos cónyuges se encuentren de acuerdo y manifiesten su deseo de divorciarse y aceptando las medidas a que ello conlleva. Si no fuese así irremediablemente se procederá a un divorcio por las vías convencionales.  

Para la aplicación de un divorcio express debe haber un acuerdo, y de esta manera no se hace necesaria la presencia de un juez que actue como mediador y regulador en cuanto a los hijos y bienes.

Único requisito previo: Para proceder a un divorcio express se debe al menos haber tenido tres meses de convivencia desde que se celebró el matrimonio, pero dicha solicitud también es clara al especificar que si existe una amenaza de muerte, peligro con respecto a la  indemnidad de la sexualidad o la moralidad y esto incluye a los hijos. Únicamente en estos casos es cuando se contempla una excepción de la norma.

Divorcio de mutuo acuerdo, Convenio regulador

Se hace imperativo que las partes involucradas redacten un documento donde manifiesten a modo de un convenio que regule a quien corresponden los siguientes aspectos:

  • Guardia y custodia de los hijos: Cuidado de los hijos que aún sean menores de edad o que así lo requieran
  • Régimen de visitas: Cantidad de tiempo y lugar donde que se atenderá a los hijos por parte del cónyuge que no se quede en convivencia con ellos.  
  • Pensión alimenticia: Prestación que se deberá aportar en concepto a la contribución de la alimentación y demás gastos de los hijos.
  • Pensión compensatoria acordada. Se suele dar en aquellos casos que uno de los dos cónyugues no ha trabajado durante el matrimonio, intentando compensar al cónyugue que no ha trabajado por el tiempo que ha dedicado al matrimonio.
  • Uso y disfrute de los bienes: Quien tenga la guardia y custodia (que también recibe la pensión de alimentación a los hijos) habitualmente también tendrá la casa familiar, ya que normalmente se “otorga” el domicilio a los niños, por ende quien se queda los hijos se queda con la casa.
  • Gastos ordinarios y extraordinarios

A estos 6 puntos, que son los más habituales, pueden añadirse otras disposiciones las cuales le hará saber el abogado que lleve el caso.

 

¿Y cuál es el precio de un divorcio express?

Al usar la modalidad de divorcio express, los cónyuges son asistidos por el mismo abogado y procurador ya que estos suelen dividirse el importe de los gastos en mitades iguales.

Al inicio se llega en conversaciones a la cantidad que se va a pagar y esto podría variar de acuerdo a lo que la separación conlleva: pensión, hijos, bienes, entre otros.

Por establecer un precio medio podríamos hablar de entre los cuatrocientos y mil euros.

¿Cómo se procede en un divorcio exprés?

Una vez ya se haya pactado el convenio regulador es obligatorio podemos proceder a la efectividad de dicho divorcio por dos vías:

1. Procedimiento judicial

En este caso es obligatorio comparecer siempre asistido por nuestro abogado y por un procurador. Dado a que el caso del divorcio espress hay un acuerdo entre ambas partes, ambas partes pueden ser perfectamente asistidas y representadas por el mismo procurador y el mismo abogado, abaratando sustancialmente el coste del divorcio ya que se dividirán los honorarios entre las dos partes.

Como ya hemos dicho anteriormente el honorario de los abogados puede oscilar entre los 400 i 1000 euros aproximadamente, en función a la carga de trabajo que conlleve el divorcio (la existencia o no de hijos, menores, si hay o no pensión compensatoria, si hay bienes del matrimonio…).

En cambio el procurador cobra por aranceles, y su precio puede oscilar entre los 100 i 200 euros.

A este precio deberemos sumarle también el poder notarial, que oscila sobre los 50 euros. Esta cantidad se debe otorgar al procurador que nos represente y al abogado que nos asiste.

Podemos ahorrarnos el poder notarial con el llamado apoderamiento “apud-acta”, que es el apoderamiento del procurador. Este apoderamiento es realizado ante secretario judicial y tiene la misma validez que el poder notarial siendo totalmente gratis.

2. Divorcio notarial

Como ya se ha comentado al principio de este artículo la modificación de la ley de 2015 introdujo la posibilidad de poder comparecer ante un notario y así otorgar la escritura pública de divorcio. Es el conocido como divorcio notarial.

El requisito para esta vía de procedimiento de un divorcio express es que el matrimonio no tenga hijos mejores de edad o bien incapacitados judicialmente. 

En el caso de que haya hijos mayores de edad, estos deberán comparecer frente al notario junto a sus padres para que firmen todas las medidas que les afecten.

Igualmente es necesaria y obligatoria la asistencia de un abogado, que tal como sucedía en el proceso judicial, este puede representar a las dos partes. Sus honorarios serán los ya mencionados anteriormente.

El coste de la escritura de divorcio es muy bajo. El notario cobra igualmente por arancel pudiendo costar unos 150-200€ aproximadamente. En el caso de que haya una liquidación del régimen económico del matrimonio se debería añadir dicha liquidación y el precio variaría dependiendo del número de vienes a liquidar, escrituras, etc.

 

Conclusiones sobre el divorcio express

Como habéis podido informaros, el divorcio express es el método más sencillo, rápido y económico de poder realizar un proceso de divorcio y para ello es únicamente necesaria la voluntad de ambas partes de pactar las condiciones de la separación.

Una vez realizado el pacto y habiéndolo redactado en un convenio regulador, sólo deberemos decidir si realizar un procedimiento judicial de divorcio o un divorcio notarial.

La diferencia del precio, habitualmente, será mínima, pero en ambos casos será necesaria la asistena de un abogado, que podrá representar a las dos partes del divorcio, dividiendo el coste del proceso.

 

¿Tienes alguna duda y/o experiencia o aportación? Compártelo en el muro de comentarios para completar la información!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *