Divorcios en Chile

Para llegar a un divorcio, hay que saber, ¿Qué es un matrimonio?

Aunque suene un tanto romántico,  un matrimonio es la unión entre dos personas, la cual no se puede disolver por lo que es para toda la vida, cuyo fin es vivir juntos, tener hijos y auxiliarse en todo momento. Pero la realidad nos explica de manera simple lo que es, se trata de un contrato cuyo fin es vivir bajo el mismo techo con el compromiso de velar uno por el otro y tener hijos.

Entonces, ¿En qué consiste un divorcio?

Simple, es una separación donde se hace una declaración judicial en tribunales poniendo fin al matrimonio.

Consecuencias del divorcio

Tratándose del término o finiquito de un contrato, se debe tener en claro que existen obligaciones, derechos y compromisos que no se pueden evadir cuando se está casado,  pero que concluyen con el divorcio. Uno de ellos es el compromiso moral, el cual señala que la pareja debe protegerse mutuamente. Así mismo, los derechos hereditarios quedan absueltos ya que al estar separado y uno fallece,  nada le corresponde al otro. Además, si se realizó una sociedad conyugal, después del divorcio, lo adquirido será de cada uno.

¿Qué se necesita para divorciarse?

Posiblemente hay muchas razones, pero legalmente se requiere que una de las dos personas que conforman la pareja, lo desee o ambas. La separación se debe haber iniciado con anterioridad en el núcleo familiar. De igual manera, se requiere una causa para la separación como violencia, infidelidad, alcoholismo, conductas homosexuales, o alguna otra situación que sirva para una separación.  

Pero si no se han separado con anterioridad, posiblemente el divorcio no proceda y para ello se debe solicitar en el registro civil un documento de cese de convivencia que será un requisito importante al momento del divorcio.   

¿Y de qué trata el cese de convivencia?

Si no has tramitado este documento, tranquilo ya que también puedes divorciarte, a través del concepto legal denominado Libertad Probatoria, la cual consiste en la libertad de las personas para probar un hecho. Es decir, una vía opcional. Los testigos serán de gran ayuda para probar el tiempo que lleva separada la pareja cuando no ha tramitado el cese de convivencia,  también pueden servir los contratos de arriendo o cualquier otra prueba que indique la separación previa al divorcio.

¿Existen diversos tipos de divorcio?

Si, el primero sería el de común acuerdo o unilateral, donde ambos desean divorciarse. La segunda opción es el divorcio culposo, donde uno de los cónyuges faltó al contrato de matrimonio en alguna de sus reglas y finalmente el divorcio exprés.

Divorcio exprés o de común acuerdo

Este ocurre cuando ambos cónyuges acuerdan la separación, siendo la figura más rápida y sencilla, y esto se debe a que solo se solicita el divorcio sin trabas o trámites engorroso, sólo existe el deseo de ruptura del contrato matrimonial.

¿Y qué hay del Divorcio unilateral o sin común acuerdo?

En esta situación encontramos a las parejas en las que solo uno de ellos solicita el divorcio. Este procedimiento suele ser un tanto complicado ya que se necesitan diversos elementos  y documentos, además de algunos acuerdos antes del divorcio.

Divorcio por culpa o culposo

Este tiene sus bases en la falta de alguno de los cónyuges al contrato de matrimonio.

¿En qué tiempo se realiza un divorcio?

Todo dependerá del trámite,  si es un divorcio Expres, podría tardar unos treinta días. Si se trata de un divorcio unilateral, este requiere más tiempo, cerca de unos noventa días al igual que un divorcio por culpa.

Coste de un divorcio

Cuando el trámite requiere de más tiempo,  este resultará más costoso. Entonces, el divorcio Exprés podría costar unos $250.000, mientras que el unilateral entre $300.000 y $450.000; y el divorcio por culpa entre $350.000 y $600.000.

¿Se debe pagar algo después del divorcio?

Si, una compensación económica, la cual se trata de dinero que se le debe aportar a la pareja que dejó de trabajar o estudiar para dedicarse al hogar y a los hijos.

¿Y los hijos?

Aquí recurrimos a los deberes y derechos como padres y no como cónyuges, estos deberes y derechos deben ser cubiertos se esté o no casado, situación que se repite si estás soltero y con hijos.

Temas para ser regulados ante un divorcio

Son diversos los puntos que no se pueden dejar por fuera a la hora de llevar a cabo un divorcio, uno de ellos es la pensión alimenticia y las prestaciones económicas. Como por ejemplo, dinero para recreación y alimentación, cuidado personal, visitas regulares, entre otros. Todo depende del tipo de divorcio que decidan llevar.

Comentarios cerrados.