Qué documentos necesito para tramitar un divorcio

Lo primero que deberíamos conocer es en qué consiste un divorcio, pues esta es una de las maneras en las que puede disolverse el vínculo matrimonial; tras un divorcio se da por roto el vínculo que solía unir a los cónyuges de un matrimonio que ha sido válidamente celebrado. Existen otras maneras de disolución como pueden serlo la muerte y la declaración de fallecimiento. En España, las características esenciales del proceso de divorcio son: 

  • La no necesidad de fundar la decisión de romper el vínculo matrimonial en causa alguna; 
  • La necesidad de intervención judicial para deshacer el vínculo matrimonial; 
  • Solo se requiere de que haya transcurrido un mínimo de 3 meses desde la celebración del matrimonio. 
  • No cabe el divorcio de hecho, es necesaria una sentencia que declare el matrimonio disuelto.

 

¿Por quién puede ser solicitado el divorcio?

Este es un trámite que puede ser solicitado por ambos cónyuges, pero también solo por uno de ellos luego del consentimiento del otro. Acompañada de la demanda de separación también debes ser presentada una propuesta de convenio regulador. En dicho caso, estamos ante un supuesto de divorcio denominado, de mutuo acuerdo. Esta figura también puede ser solicitada por uno de los cónyuges, de forma unilateral. En tal caso, ello podría significar el trámite de un supuesto de divorcio contencioso.

 

Convenio regulador y su contenido 

Cuando se hace referencia  a esta figura legal, se pueden encontrar diversas cuestiones al respecto, por lo que se hace necesario establecer un marco de actuación en un proceso de separación, nulidad o divorcio. Del mismo modo, se debe determinar la forma en la que se regularán asuntos tan importantes como lo son la custodia de los hijos que se tienen en común, o el uso de la vivienda familiar, entre muchos otros. y ello es debido a la importancia de los mismos.

Al referirnos a los procedimientos de separación o divorcio de mutuo acuerdo, es cuando el convenio regulador pasa a ser un requisito imprescindible y que además debe acompañar la presentación de la demanda. Dicho convenio brinda la posibilidad de cierta libertad de pacto entre los cónyuges, aunque éste solo llegará a ser vinculante si el Juez, una vez comprobada su legalidad, decide incluirlo en la sentencia. De  no ser así,  el Juez se encargará de suplir las carencias del convenio presentado por los cónyuges, luego de haberles ofrecido la posibilidad de modificarlo.

Cuando no puede realizarse la aportación de un convenio regulador, (separación y divorcios contenciosos y nulidad) es el Juez, dentro de la sentencia, quien se encarga de establecer todas las normas con las que se deberán regular la relación entre los cónyuges, es decir,  con quién se quedarán los niños, régimen de visitas, cuál de los cónyuges continuará disfrutando de la vivienda familiar, solo por mencionar algunos aspectos. Si bien ha de tomarse en consideración la posibilidad de que los cónyuges, en los procedimientos contenciosos de separación, divorcio, en el de nulidad matrimonial, y en la propia celebración del juicio, sean sometidos a la aprobación del Juez los acuerdos a los que estos han llegado sobre las consecuencias que puede acarrear la nulidad, separación o divorcio, dentro de la propia celebración del juicio.

 

El convenio regulador debe contener al menos a los siguientes aspectos:

  • Cónyuge que disfrutará del uso de la vivienda y del ajuar familiar.
  • Cónyuge que se quedará a cargo de los hijos que tienen en común, manera en la que se desarrollará el ejercicio de la patria potestad (conjunto de derechos y deberes de los padres para con los hijos), régimen de visitas, comunicaciones y estancias con los hijos.
  • Régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, si es que el establecimiento de dicho régimen es considerado necesario
  • Forma en la que se contribuirá a las cargas del matrimonio (Pensiones de alimentos para los hijos menores de edad; para los mayores de edad; los gastos derivados de la vivienda familiar, etc.)
  • Si procede, la liquidación del régimen económico del matrimonio.
  • Pensión que deberá pagar un cónyuge al otro.

 

Todas las medidas adoptadas dentro del convenio regulador o por el Juez en su defecto, pueden ser modificados judicialmente posteriormente si es que llegan a cambiar las circunstancias que fueron determinantes al momento de su adopción, por medio del denominado “incidente de modificación de medidas”.

Un divorcio puede ser planteado de mutuo acuerdo, es decir, por ambos cónyuges; o bien, solo por uno de ellos, pero con el consentimiento del otro. También podría solicitarse de manera contenciosa, que se refiere a que uno de los cónyuges lo solicita de forma  unilateral.

 

Requisitos para solicitar el divorcio de mutuo acuerdo o consensual

El requisito es que ambos cónyuges se encuentren de acuerdo en que se deshaga el vínculo que los unió, y que de esta manera sea solicitado al Juzgado, pero además deben haber transcurrido al menos 3 meses desde el momento en el que se celebró el matrimonio. Dicha solicitud que es denominada “demanda de divorcio”, se trata de un escrito que va dirigido al Juzgado, donde es solicitada la ruptura del vínculo matrimonial de los dos cónyuges  puede hacerse en conjunto, o solo por uno de ellos. 

 

Documentos que se requieren para solicitar un divorcio

Ello va a depender del tipo de proceso de divorcio que se ha seleccionado, aunque en líneas generales se necesita para ello: 

  • Certificado de matrimonio: este documento lo proporciona gratuitamente el Registro Civil o Juzgado de Paz de la ciudad en donde fue celebrado el matrimonio. Normalmente se expide en un plazo aproximado de una semana desde la solicitud. Con el fin de evitar desplazamientos, también existe la posibilidad de solicitar dicho certificado por correo ordinario, fax, etc.
  • Certificado de nacimiento de los hijos en caso de que los hubiese. También se solicitará de forma gratuita en el Registro Civil
  • Poder General para Pleitos: Es una escritura pública en la que se otorgan poderes al Abogado y al Procurador, para que puedan actuar en el Juzgado en defensa y representación de los cónyuges. Tal documento es otorgado en cualquier Notaría, pero también puede otorgarse en el Juzgado, el mismo se denomina “poder apud acta” y, en tal caso, es totalmente gratuito
  • Si se solicitan medidas de carácter patrimonial, el cónyuge que las solicite deberá aportar los documentos que permitan evaluar la situación económica. Si no cuenta con ellos deberá solicitar los mismos a través del Juzgado (ej: declaraciones tributarias, nóminas, etc).
  • Determinados Juzgados solicitan el certificado de empadronamiento o residencia acreditativa del domicilio de los cónyuges.
  • En los casos de divorcio de mutuo acuerdo, es necesaria la presentación de la propuesta de convenio regulador, y debe encontrarse firmado por ambos cónyuges.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *