Guarda y custodia para la madre

Cuando el divorcio es exprés y de mutuo acuerdo con hijos se busca la manera de que estos salgan beneficiados. La custodia monoparental para la madre es una de las más solicitadas a nivel judicial, constantemente se le da a esta, si demuestra tener la capacidad mental para mantener a sus hijos de la mejor forma posible. La mayoría de la jurisprudencia prefiere esto ya que puede mantener los mismos hábitos que en casa antes de que se diera el divorcio.

Guardia y custodia de los hijos para la madre, en caso de divorcio

guarda y custodia para la madre

¿Cuándo puede obtenerse la guardia y custodia completa exclusiva para la madre? Esto se puede dar cuando se solicita, se da como un derecho a la guardia y custodia del menor, es normal que esta se dé a uno de los progenitores, la madre siempre es la primera en tener la opción. A los padres por lo generar se le otorga la compartida, es muy raro que le dé la custodia completa. Al padre no custodio se le da derecho al régimen de comunicaciones y visitas.

La guarda exclusiva permite que los menores puedan vivir la mayor cantidad de tiempo con ambos progenitores de forma igualitaria. El progenitor custodio será quien viva con los menores, pero los no custodios siempre podrán disfrutar de la compañía de los mismos. Todos estos puntos se van a exponer en un convenio regulador.

Dentro de la guarda y custodia puede encontrarse un prototipo denominada “partida, alterna o repartida”.

Este sistema, es menos frecuente, pero cuando se tiene hijos menores es la ideal, esta se da cuando don dos menores por ejemplo y uno queda bajo la guardia del padre y el otro de la madre, este caso es un poco más delicado, cuando los niños tienen más de 12 años son ellos los que escogen con quién desean vivir.

En la actualidad la guardia y custodia exclusiva, se ve con malos ojos a nivel judicial, porque los tribunales son partidarios de que el niño crezca bajo el amparo de ambos padres, la convivencia familiar es sumamente importante, por lo que es mejor que los menores vivan entre ambos y tomen lo mejor de sus padres por igual.

La guarda

La guarda y custodia exclusiva de los padres da posibles soluciones, tanto para los padres como para los hijos, tras rupturas tormentosas. Si hay una mala relación entre los padres una custodia de este tipo puede ser de mucha ayuda.

Sin embargo, hay que prever otras opciones para que todo funcione como debe. La custodia exclusiva puede generar problemas, con el alejamiento del progenitor no custodio el niño puede sufrir, por lo que siempre se debe procurar tener un equilibrio.

Alejar al niño de su figura paterna puede traer problemas a nivel familiar y emocional, haciendo que el niño carezca de valores y que crezca con notable falta de su padre, esto puede repercutir en su calidad de vida.

La custodia monoparental se diferencia mucho de la compartida por que viven mayor tiempo con la madre y los demás solo puede tener un régimen de visitas.

Comentarios cerrados.