Guarda y custodia – Tipos de custodia. ¿Cuál es la mejor para los hijos?

Cuando se pasa por un proceso de divorcio con hijos, son muchas las preguntas que surgen entorno a la custodia de los menores, por eso en este artículo trataremos de esclarecer la mejor cantidad de ellas y de esta forma el proceso sea mucho más fácil.

Cuando hay hijos menores en un divorcio, siempre se debe pasar por un proceso de guarda y custodia, con el fin de buscar el bienestar de los pequeños. Los padres siempre deben procurar que sea cual sea la causa de la ruptura, traiga la menor cantidad de problemas al menor.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que en España existen cuatro tipos de guarda custodia: la Guarda y Custodia monoparental, individual o exclusiva, la compartida, la partida o distributiva y la custodia ejercida por un tercero. 

Patria potestad y guardia y Custodia

Antes de entrar en el tema como tal, es importante esclarecer este punto. Esto dos términos no se refieren a lo mismo. La patria potestad, es un conjunto de facultades y deberes que corresponden a los padres, sobre todo de los menores de edad, niños no emancipados o los incapacitados, entre estos deberes se encuentran el derecho a la educación, salud, cuidado diario, higiene y alimentación.

Por otro lado, la guarda y custodia, es un conjunto de decisiones de tipo ordinario, que afectan la convivencia diaria con los niños. En resumen la guardia y custodia es parte integral de la patria potestad.

¿Quién tiene la guarda y custodia? 

La guarda y custodia, puede ser distribuida entre los dos progenitores siendo llamada custodia compartida. Cuando esta se le es asignada a uno de los progenitores es llamada monoparental o individual. Cuando se distribuyen los hijos entre los progenitores, es llamada custodia distributiva. Cuando esta no es asignada a ninguno de los padres y es dada a familiares cercanos como los abuelos o hermanos mayores es llamada custodia distribuida a un tercero.

Tipos de guarda y custodia: ¿cuál es la mejor para los hijos?

Tipos de guarda y custodia en España

Es importante recalcar que el tipo de tipo de guardia y custodia, debe ser decidido por las necesidades del niño, todas las decisiones se toman en pro a que el niño se encuentre siempre en las mejores condiciones reales.

El derecho de la familia en España contempla cuatro tipos principales de guardia  custodia.

1) Guarda y custodia monoparental, individual o exclusiva

Esta es la que se asigna de forma tradicional,  es la más habitual, generalmente siempre entregada a las madres, pero hay excepciones.  Este tipo de custodia supone que uno de los progenitores (llamada progenitor custodio) será el que se encargue de los cuidados tanto diarios como ordinarios del niño.

Este debe tener una relación personal y afectiva con el menor, en caso de que esto no sea así y el padre aprobado por el juez no cubra las necesidades del niño, esta puede ser restituida al otro padre o en casos extremos, mientras se resuelve la situación, el niño será llevado a una vivienda familiar.

El otro padre (el que no tiene la guarda y custodia monoparental) no pierde los derechos sobre el niño, esté gozará del derecho a comunicación, visita y estancia con ellos, esto según el artículo número 94 del código civil.

El derecho a visita, le da la potestad de visitar a los hijos durante un periodo de tiempo impuesto por la ley, sin pernocta, generalmente es una o dos tardes por semana, estas visitas deben respetar el horario escolar y las actividades del menor. 

Cuando se habla del derecho a la comunicación, se tiene que siempre debe haber la posibilidad de comunicarse con el niño, sin ningún tipo de limitaciones o problemas, se debe procurar que se le hable al niño con respeto, cariño y amor, sin intentar caer en manipulación, se deben respetar las horas de clase y estudio, así como los impuestos por el responsable del menor.

Derecho de estancia, es la oportunidad que se le da al no custodio de pernoctar con el niño durante una o varias noches, estos pueden ser fines de semana o vacaciones escolares. El padre no custodio, también tiene derecho ser informado sobre todos los aspectos importantes del menor, sus progresos en todas las áreas, etc.

2) Guarda y custodia compartida

La monoparental, es la custodia que se entrega de forma tradicional, pero en segundo lugar se encuentra este tipo de custodia. Cada vez es más frecuente que se entregue este tipo. Bajo este régimen ambos padres tienen derecho a la compañía de tus hijos por periodos alternos, ya sean quincenas, meses, trimestres, etc.

Ambos, pueden tomar decisiones de forma igualitaria en la condición de los cuidados de los hijos. Existen a su vez varios tipos de guardia y custodia compañía:

  • La custodia compartida a domicilio fijo de los hijos es cuando los mismo permanecen en la misma vivienda y son los padres lo que se van rotando durante el tiempo que les corresponde.
  • El segundo tipo es el de domicilio rotatorio de los hijos, donde cada padre vive en un sitio distinto y los niños van rotando en períodos alternos.
  • Custodia compartida coexistente, es cuando los padres conviven en el mismo domicilio.
  • Custodia por igual periodo de permanencia, cada progenitor convivirá con los hijos por un periodo de tiempo igual, que puede ser semanas, semestres o días, esto se debe acordar entre ambas partes.
  • Custodia compartida en diferente periodo es cuando el menor permanece un tiempo más largo o corto con uno de los padres.

¿Qué ocurre con la vivienda habitual común en la custodia compartida?

A diferencia del caso anterior, de custodia monoparental, el domicilio familiar será el del custodio que se encuentre a cargo durante el periodo de tiempo que dure la custodia compartida.

3) Guarda y custodia partida o distributiva

El Código Civil, contempla un acuerdo, donde alguno de los hijos se queda en compañía con uno de los padres y los demás con otro, esto es resuelto por el juez que procede el caso. Esto según el artículo 96.2 de dicho código.

Este tipo de custodia se da en casos donde hay más de dos hijos. El juez es quien podrá distribuir la custodia de los niños según los motivos que hagan que cada padre sea el indicado para cuidar al pequeño. Esta siempre se encuentra limitada por el principio de unidad familiar, no es recomendable separar a los hermanos, pero en caso de que estos deseen separarse o prefieran a un custodio ante que a otro es importante saber que este tipo de custodias existe.  Esta es uno de los tipos de custodia menos utilizados.

4) Guarda y custodia atribuida a un tercero

Este tipo de guardia y custodia se encuentra amparado bajo el artículo número 103 del código civil, se trata de una modalidad de guardia y custodia extraordinaria que se da cuando ninguno de los padres puede acceder a la custodia del menor. Esta se atribuye cuando hay circunstancias extraordinarias que lo acarrean como muerte e incapacidad.

¿Quiénes tienen derecho a la custodia del menor?

Los abuelos, tanto paternos como maternos, parientes cercanos como hermanos mayores o tíos, personas que sean consentidos para eso, en el defecto de los anteriores se le debe referir la custodia a una institución adecuada para ello.

En conclusión se debe tener en cuenta que la guardia y custodia de los menores debe acordarse en base al interés superior del menor y valorarse en todo caso la tranquilidad del mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *