Ley Española de Divorcio

La ley de divorcios de España data desde hace ya bastante tiempo. Fue aprobada en el año 1931, durante el periodo político denominado II República Española, proclamaba en su artículo número 43, lo siguiente:

“La familia está bajo salvaguardia especial del Estado, el matrimonio se funda desde la igualdad de derecho de ambos, sin importar el sexo y puede disolverse a petición de cualquiera de los dos que no desee seguir en la relación, siempre y cuando tenga una causa justa”.

Desde entonces, todo lo que respecta al matrimonio y divorcio se regía por el código civil del año 1889, que en el artículo 52, afirmaba que: “El matrimonio, se disuelve por la muerte de uno de los cónyuges“, por lo que el divorcio era una importante novedad legal. Los políticos progresistas de la época consideraban que era una de las leyes que venía a jugar un importante papel en la liberación de la mujer manteniéndola alejada de la tiranía ejercida por la monarquía.

ley española de divorcio

A partir de esto, comienza un proceso para modificar el proyecto constitutivo. La derecha católica era minoría, pero siempre querían poner sus ideas por encima de los demás. Uno de ellos se impuso de forma directa sobre el divorcio, usando el nombre de la familia y la mujer como principal oponente. Dejaban ver que el matrimonio era sagrado y, por ende, indisoluble.

Manifestaban solemnemente que el divorcio era una jugarreta del demonio y que una manera de salvar al mundo de la perdición era no permitiendo que este fuese una realidad. Comenzó a decir que si las personas se divorciaban tenían más tendencia a ser delincuentes, solitarios, violadores y hasta locos, pero nada de esto tuvo peso para los jueces.

Tramitación de la Ley Española de Divorcio

En enero del año 1931 se dictó un nuevo proyecto de ley a favor del divorcio, donde se daban modificaciones a la constricción. Para el 3 de febrero comenzó una discusión donde dos tendencia de la cámara daban su opinión, una a favor y otra en contra de la ley.

Muchos aprobaron esta parte, pero los diputados conservadores seguirán poniendo trabas, las cuales nunca tuvieron el suficiente peso para anular la ley existente. La iglesia estaba categóricamente en contra de esto y usaban la prensa como medio para dar a conocer su inconformidad, artículos donde se hablaba de que esto solo perjudica la estabilidad de la familia.

Estructura de la Ley Española de Divorcio

La ley de divorcios española tiene más de 40 artículos, que van desde los causales de divorcio pasando por los efectos del divorcio, efectos del divorcio para los cónyuges de forma individual, efectos del divorcio para los hijos, repartición de bienes, manutención, disociaciones completas y se contemplan los tipos de divorcio.

Actualmente la ley de divorcio española es una de las más completa y que más derechos otorga a los cónyuges en todo Europa. Divorciarse en esta parte del mundo no es una tarea tan complicada como en otras partes del mundo, ha ido gozando de diferentes modificaciones para hacerla cada vez más completa y precisa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *