La ley y la custodia de los hijos

El bienestar de un niño siempre será la prioridad de un abogado o un juez cuando de separación o divorcio se trata, siendo las leyes las que determinen los pasos a seguir ante tal situación. Cuando se trata de determinar el lugar de estancia de los hijos, los jueces deben ir más allá respaldados en las leyes y las investigaciones que ameriten los casos, y de esta forma tomar la decisión más idónea en cada situación.  

Ceñidos a las leyes es que se puede determinar quién recibirá la custodia de los hijos y con ellos las obligaciones financieras. Los especialistas en Derecho de familia pueden orientar en los acuerdos y negociaciones pues son los expertos en ello, o bien, recomendar cuándo retroceder en un proceso que no resultará conveniente.

custodia hijos

¿Cuál custodia asignar?

Existen dos tipos de custodias a elegir, una legal y una física.

Custodia legal

Con ella se determina la capacidad de los progenitores al momento de tomar una decisión en nombre del bienestar de sus hijos en lo que respecta a religión, salud, estudios y actividades extracurriculares. Los jueces otorgan de esta manera la custodia legal compartida a los padres, a menos que no se encuentren capacitados o alguno de ellos sea abusivo en su trato.

Custodia física

Hace referencia al lugar a donde se enviarán los hijos para vivir y el tiempo que pasarán con cada progenitor.  Este tipo de custodia es la que generalmente trae discordias si se trata de un solo padre al que se le otorga. La situación mejora si la custodia que se otorga es la física compartida, ya que ambos padres poseen la misma cantidad de tiempo  de convivencia con sus hijos.

En este caso, los mismos padres pueden llegar a un acuerdo con respecto al tiempo, conversarlo con los abogados y una vez asesorados el tribunal podría homologar dicha decisión, incluso si los progenitores no se ponen de acuerdo, el tribunal estudia sus argumentos para ajustar los tiempos con sus hijos.

Evaluaciones para la asignación de los tiempos  

Generalmente esto lo hace un tercero designado por un tribunal en Derecho de Familia. Este se encarga de entrevistar a cada padre con sus hijos y sin ellos, y en el caso de habitar otra persona el hogar,  también suele ser interrogada, familiares, amigos, consejeros, médicos, entre otros.

La idea primordial es tomar en cuenta los intereses del niño, es por ello que el evaluador tomará una decisión independiente de la del juez y de esta forma llegar a una conclusión.

Custodia de un hijo. Pasos a seguir

La base fundamental para otorgar la custodia es velar por los intereses de los niños ya que a partir de esta premisa se evalúan a los progenitores y así evaluar el candidato. Para la evaluación se toman en cuenta las características del niño como el sexo, edad, salud, atención que requiere, vivienda que ocupa al momento de la evaluación, estilo de vida y la estabilidad de cada uno de sus padres.

Así mismo, el tiempo que requieren los niños para ser atendidos, los trabajos de los padres, si cubren las necesidades básicas,  y en algunos casos la opinión de los hijos tiene peso a determinada edad. Lo importante es que al momento de afrontar un procedimiento de separación o divorcio, los padres consideren acudir por ayuda y asesoría a abogados especialistas en custodias y régimen de visitas para que se decida lo mejor para los hijos. Al momento de asesorar, un abogado puede respaldar de excelente manera al cliente para que los derechos del niño se preserven.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *