¿Cómo realizo la liquidación del régimen económico matrimonial?

Liquidación del Régimen Económico Matrimonial

Si se habla de divorcio, no se puede olvidar de la importancia que tiene romper las sociedades económicas de las partes, la sociedad debe ser creada con tú ex pareja y tú. La liquidación del régimen económico matrimonial es un trámite legal, que consiste en el reparto de los bienes de la comunidad matrimonial.

Durante el matrimonio los esposos adquieren bienes y deudas de forma igualitaria, es por eso que cuando llegar el momento de ponerle fin a la relación sentimental es recomendable liquidar los bienes, derechos y deberes.

En pocas palabras se puede definir el régimen económico matrimonial como una comunidad de bienes y cuando nos referimos al régimen económico matrimonial hablamos de reglas que regulan los aspectos económicos de la comunidad de bienes que se generan durante el matrimonio.

Existen tres tipos de regímenes económicos en España:

  • Régimen de ganancias.
  • Régimen de participación.
  • Régimen de separación de bienes.

La liquidación tiene un papel bastante relevante en aquellos matrimonios donde rija el régimen económico de gananciales o de participación, puesto que el régimen de separación de bienes, tanto como los deberes  como los derechos son repartidos de forma equitativa.

¿En qué consiste la liquidación del régimen económico?

Según detalles ofrecidos por la abogada Elena Crespo, del despacho Bressers Law, “la liquidación consiste en la repartición igualitaria de los bienes del matrimonio, para convertirse en la propiedad individual de cada una de las partes”.

¿Cuándo se debe liquidar el régimen económico matrimonial?

El divorcio, es una de las principales causas para la liquidación del régimen económico, aunque como carácter general se tendrá que disolver. Se debe liquidar en caso de fallecimiento de uno de los cónyuges y en caso de ruptura matrimonial ya sea por separación o nulidad del mismo.

Esta liquidación puede realizarse en el mismo momento en el que sale la sentencia de divorcio, a través de un convenio regulador. Se puedes hacer ante un notario público, es un proceso posterior específico de liquidación en caso de divorcio contencioso.

En este último caso el procedimiento será mucho más costoso y largo debido a falta del acuerdo entre las partes, o entre una sola, es mejor llegar a un común acuerdo y hacer las cosas de manera mucho más fácil.

Al hacerse ambos al mismo tiempo se está ahorrando dinero y tiempo y se conseguirá la satisfacción de los mismos, algo que cobra mucha relevancia es si hay hijo en común.

¿Cómo se lleva a cabo la liquidación?

La liquidación de cualquier régimen económico matrimonial debe producirse en defecto de acuerdo entre los consortes. Dicho procedimiento es regulado por la Ley de Enjuiciamiento Civil en los artículos del (806 al 811 de ducha ley).

Para llevar a cabo la liquidación del régimen económico, son necesarios los siguientes pasos:

  • En primer lugar llevar a cabo la creación de un inventario de los bienes matrimoniales, valorando económicamente cada uno de ellos.
  • En segundo lugar cancelar las deudas si las hubiese.
  • En tercer lugar formar dos lotes y adjudicar uno a cada una de las partes interesadas.

Lo más ventajoso es realizarlo al momento del divorcio. De esta forma vamos a ahorrarnos tramites, dinero y tiempo. Fiscalmente, este es un proceso mucho más ventajoso y beneficioso. Si se deja este proceso para después debe realizarse en un Procedimiento de liquidación del Régimen Económico Matrimonial.

¿Qué vías existen para realizar la liquidación del régimen económico matrimonial?

Existen distintos tipos de medios para realizar este, existe el régimen económico matrimonial con dos cauces de mutuo acuerdo o de carácter contencioso.

La liquidación de mutuo acuerdo puede realizarse de dos formas:

  • Liquidación ante notario:

Esta tiene lugar cuando los cónyuges antes de iniciar el procedimiento de divorcio acuerdan ante un notario proceder la liquidación de su sociedad, por lo que la liquidación quedaría al margen de un convenio regulador.

Incluirlo dentro del convenio regulador que se presenta junto a la demanda o separación. Estos convenios estipulan varios puntos importantes como la custodia de los hijos, pensiones compensatorias, para de esta forma regular todos los procedimientos inherentes al tema para evitar malos entendidos.

  • Liquidación ante notario:

En la vía contenciosa,  tenemos que no hay acuerdo entre las partes y que el proceso de liquidación tiende a ser mucho más molesto y tedioso. En este proceso interviene un juzgado de primera instancia, que conozca o haya conocido el proceso divorcio, separación o nulidad tal y como indica el artículo 806 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Se trata de un procedimiento muy tedioso, que incluso puede durar años. Es mejor que se hagan las cosas de la mejor forma posible y que la liquidación se haga rápido para evitar que los fantasmas de la ruptura los arrastre por mucho tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *