Pensión divorcio ama de casa

Ante toda ruptura matrimonial lo más aconsejable es estar adecuadamente asesorados a fin de poder tomar una decisión bastante acertada, en especial si consideras conseguir una pensión por divorcio como ama de casa.

Hay amas de casa en matrimonios que han tenido una larga duración que se han dedicado a cuidar a los hijos y atender las necesidades del matrimonio sin trabajar.

En casos asi, existe una falta de inserción laboral y cotización a la Seguridad Social de la mujer, además de una correlativa inserción laboral y cotización del esposo.

Esto supone un desequilibrio económico injusto al momento de un divorcio, en el caso de que la esposa se haya ocupado de las labores familiares permitiéndole al otro desarrollar su vida laboral, por lo tanto, deberá ser compensada a traves de la denominada Pensión Compensatoria.

Qué es una pensión compensatoria

Se trata de la prestación económica que esta a cargo de un cónyuge en favor del otro cuando se presentan casos de desequilibrio económico entre los esposos, tomando en consideración la situación previa al matrimonio y la situación en la que quede cada uno de ellos luego de una separación o divorcio.

Tipos de pensión compensatoria

En realidad no existe una tipología en concreto ya que en la práctica es posible diferenciar la pensión compensatoria en dos clases en función de si se paga en un único acto, si se trata de pagos sucesivos en un plazo determinado o durante toda la vida lo que supone por tanto una pensión vitalicia.

Pago único o fraccionado

Se efectúa a través de un ingreso único con el que se compensa el desequilibrio (menos habitual), o un pago fraccionado realizado en pagos mensuales (esto es lo que resulta más habitual).

Dicho pago también es posible en aquellos matrimonios donde no existe una gran fuente de dinero líquido, aunque existe patrimonio, y de esta manera poder compensar dicho desequilibrio económico en forma de pago en especie con alguna propiedad común en pago de la pensión compensatoria.

Si se es ama de casa y se solicita un divorcio

La primera recomendación es ir por asesoría ya que cada situación es distinta y a diferencia de lo que sucede con la pensión de alimentos de los hijos donde sí existen tablas oficiales para el cálculo del importe correspondiente en cada caso, no existen dichas tablas en lo que se refiere a pensión compensatoria. Por lo que se hace necesaria una valoración de cada caso.

El divorcio es un derecho, siempre que sea en términos justos. Existen ocasiones donde en los matrimonios la mujer es ama de casa mientras el esposo es el encargado de trabajar, cotiza y trae el dinero a casa.

Algo que resulta de suma importancia para ser considerado para el régimen económico matrimonial, ya que determinará que el patrimonio es de ambos o de uno sólo.

Bienes gananciales

Estos se obtendrán si han contraído nupcias en territorio común (si no se ha casado en Cataluña básicamente) y no ha otorgado capitulaciones matrimoniales para cambiar su régimen económico matrimonial.

Si este es el caso, los ingresos obtenidos durante el matrimonio y las propiedades (salvo las donaciones personales, bienes previos al matrimonio y herencias) han de ser de los dos por mitades para una separación matrimonial o divorcio donde es disuelto el régimen económico matrimonial.

Por lo tanto, es conveniente la liquidación del mismo para que a cada uno de los esposos le sea adjudicada su parte de patrimonio ganancial.

Separación de bienes

Contar con una separación de bienes si se ha casado en Cataluña y no ha otorgado capitulaciones matrimoniales a fin de modificar el régimen económico matrimonial.

Existe la posibilidad de haberse casado en régimen económico de bienes gananciales, y posteriormente haber otorgado capitulaciones matrimoniales en el notario y haber pasado a tener separación de bienes.

De ser este el caso, tiene derecho en un primer periodo de gananciales y en un segundo periodo de separación de bienes.

En la actualidad, el régimen económico matrimonial es el régimen recomendable para los matrimonios siempre y cuando exista una inserción laboral que cuente con cierta igualdad entre los cónyuges.

Cuando se trata de amas de casa, resulta justo y adecuado aplicar el de gananciales pues como no genera ingresos dedicándose a la familia, el patrimonio obtenido por el otro progenitor, que es normalmente el marido, será de ambos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *