Tipos de guarda y custodia

Cuando se trata del sistema de Derecho de Familia en España, se determinan algunos tipos de regímenes para las custodias en cuanto a los hijos.

Guarda y custodia otorgada

La primera se trata de la guarda y custodia otorgada de manera individual o también denominada exclusiva, la cual resulta la más empleada, y consiste en el otorgamiento de la guarda y custodia a uno de los cónyuges, el cual se encargará del cuidado día a día y las decisiones respecto a los hijos en común. Así mismo, dicha medida establece las visitas, estancias y vacaciones de las que será responsable el otro cónyuge.

Guarda y custodia distributiva

La segunda opción trata sobre la guarda y custodia distributiva, la cual se trata de una modalidad que no se emplea de manera constante, pues ella establece de forma expresa que debido a algunas circunstancias uno de los hijos habidos en el matrimonio debe ir con el cónyuge al que no se le otorga la guarda y custodia. Dicha resolución se emplea cuando la interpretación del bien común se vea empañada con alguna situación que no beneficia al menor.

Guarda y custodia compartida

En tercer lugar, se habla de la guarda y custodia compartida o conjunta, en ella se constituye un régimen si se ha llegado a un acuerdo y si no existe ningún inconveniente. En dicha figura legal existe la posibilidad de haber modificaciones o ajustes con el transcurrir del tiempo para adaptarse hasta que llegue a los tribunales.

La selección del régimen que más convenga a los hijos de los cónyuges, esta sujeto a su propia elección pues la ley así lo permite previa asesoría de sus abogados. Por eso la recomendación es llegar con antelación a su propio modelo de acuerdo de custodia compartida para que sean incluidos los puntos más relevantes y que más se adapten a tu familia.

Los cónyuges deben recordar siempre que los abogados son el apoyo para llevar a cabo una separación o divorcio, pero son los cónyuges quienes dan la pauta de lo que más les conviene.

Debes tener siempre presente que cuando se asigna la custodia compartida no se trata de repartir exactamente a la mitad los tiempos de cuidado y convivencia para los hijos, esto más bien se trata de coparentalidad para  ejercer la verdadera paternidad en beneficio de los hijos.

Tipos de Custodias Compartidas

tipos custodia compartida

Custodia compartida simultánea

Custodia compartida simultánea: hace referencia a que, luego de establecida una separación o divorcio, se les asigna la custodia compartida y los dos cónyuges continúan viviendo en la misma vivienda familiar pero en distintos ambientes, permitiendo que los hijos puedan compartir de manera equitativa con los dos padres y en espacios comunes.

Generalmente no se estila esta figura pero se emplea para dar soluciones a algunas circunstancias tanto patrimoniales como personales.

Custodia compartida a tiempo parcial

Custodia compartida pero a tiempo parcial: es en donde los hijos continúan viviendo en el mismo domicilio. En dicha decisión los progenitores son quienes se dirigen cada cierto tiempo al lugar donde habitan los chicos para convivir con ellos el tiempo que se estipulo en el convenio. Esta figura a veces puede traer algunos inconvenientes al momento de ir o venir a la vivienda familiar por parte de los cónyuges ya que podrían existir terceras personas.

En cuanto a los hijos, esta podría ser una ventaja pues no deben trasladarse a ningún sitio sino que permanecen en su hogar ya que ese es su espacio vital. Otro de los inconvenientes a que podría darse lugar es que quizá alguno de los cónyuges no tenga la posibilidad de habitar otro lugar en el tiempo en que no se encuentre en la vivienda familiar, lo que ocasiona más gastos.

Pero si el caso se trata de una custodia compartida de tiempo parcial pero con cambio de domicilio para los hijos, la situación cambia pues es una de las figuras que tiene más predominancia al momento de una separación o divorcio, sobretodo si la casa ya pertenecía a uno de los cónyuges antes del matrimonio. Las estancias de los hijos en cada casa se realiza de manera equitativa y por periodos largos, por ejemplo 180 noches al año con alguno de los progenitores.

Aunque dicha repartición de tiempo podría variar, por semanas, quincenal o mensual pero todo depende de cada familia y donde se deben respetar los tiempos vacacionales y los periodos escolares. En todo caso, se tomarán en cuenta los beneficios o no de las decisiones a las que se lleguen, se recomienda escuchar la opinión de los hijos también de ser necesario.

Atribución de la guarda y custodia a un tercero

Esta figura se encuentra especificada en el artículo 103 del Código Civil, y tiene lugar cuando es estrictamente imposible asignar la guarda y custodia de los hijos a sus progenitores, en dicho caso se les delega a los abuelos, a los que se les realizará la misma evaluación y valoración para dicha atribución. Lo recomendable es siempre buscar a personas especializadas en los derechos de familia para que la asesoría sea la correcta.

1 comentario

  • Blog TodoCustodias

    He compartido este artículo con algunos conocidos a quienes
    seguro interesará, me parece una lectura muy amena.
    Muchas gracias por la redacción. Un cordial saludo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *